CONOCE EL AZÚCAR

Tipos de azúcares / Azúcares básicos

Azúcar blanco

Azúcar blanco

De todos los tipos de azúcares existentes, el azúcar blanco es el más conocido y el que está presente en mayor medida en nuestros hogares.

Es el azúcar con mayor grado de pureza (99,9%) y aporta numerosas cualidades, como color, textura y volumen, cuando se mezcla con otros ingredientes.

En el pasado, hasta que no se usaron los sistemas actuales de producción, el azúcar blanco era el más caro del mercado, al que sólo tenían acceso las clases más altas de la población.

Azúcar moreno

Azúcar moreno

Se extrae a partir de la caña de azúcar cultivada en países con clima tropical. Se caracteriza por tener un sabor intenso y aroma muy agradable, con diferentes matices a vainilla, frutos secos, caramelo, regaliz, etc.

Especialmente adecuado para la preparación de tartas, galletas, pasteles y recetas saladas donde se quiere dar un toque caramelizado, o para el consumo directo acompañando a otros alimentos o bebidas como cafés o tés, en los que realza su sabor.

Existen muchos tipos de azúcares morenos según la región de procedencia: dorados o más oscuros, húmedos o secos, de grano fino o grueso... Cada uno con su propio nombre: demerara (llamado así por el condado de Demerara en la Guayana), azúcar moscovado, panela, turbinado, etc.

Azúcar glacé

Azúcar glacé

También conocido popularmente como azúcar glass, glasé, en polvo o "lustre".

Es un azúcar finamente molido, ideal para recetas de repostería en las que se quiere conseguir una textura muy fina (merengues, cupcakes, mazapán…) o para decorar nuestros postres.

Azucarera añade un pequeño porcentaje de almidón de maíz para evitar que se apelmace y conserve siempre la misma calidad.

Azúcares líquidos

Azúcares líquidos

Se obtiene disolviendo azúcar blanco en agua desmineralizada, filtrándola y purificándola posteriormente.

Se utiliza para la preparación de repostería, confitería, salsas, helados, conservas, licores, cervezas, bebidas refrescantes, etc.