cerrar
Recepción de remolacha

Recepción de remolacha

Los camiones de remolacha, a su llegada a la fábrica, se pesan, muestrean y analizan para determinar la cantidad de sacarosa entregada.

En función de estos análisis se realizará el pago correspondiente al agricultor, de acuerdo con los convenios vigentes entre las organizaciones agrarias y los fabricantes de azúcar.

Una vez muestreados los camiones se descarga la remolacha, en una superficie plana, denominada playa, o sobre una tolva que la introduce directamente en la fábrica por medio de un sistema de cintas transportadoras.

cerrar
Lavado de la remolacha

Lavado de la remolacha

La primera etapa del proceso consiste en separar la remolacha de la tierra, piedras, arenas, hierbas que la acompañan.

El lavadero es una instalación dotada de diversos equipos (despedradores, desarenadores, deshierbadores, etc.) diseñada para ir retirando cada uno de los componentes extraños a la remolacha. La conducción de la remolacha a través de estos equipos se realiza mediante arrastre hidráulico por un circuito de agua asociado, que a su vez cumple la función de ir lavándola.

Para conseguir que el consumo de agua necesario para el lavado sea mínimo, el agua de salida del lavadero, cargada con tierra, arena y materia orgánica, se lleva a unas balsas de decantación donde se produce la separación de la mayor parte de estos componentes. Seguidamente, el agua decantada se recircula de nuevo al lavadero.

Una vez que se han separado los componentes extraños, se somete a la remolacha a una última etapa de lavado con agua limpia a presión, con el fin de enjuagarla, retirando así posibles sustancias que afectarían en las etapas posteriores del proceso.

cerrar
Lavado de la remolacha

Cortado de la remolacha

La remolacha, tras pasar por el lavadero, se conduce a los molinos, donde se la corta en finas tiras denominadas cosetas.

El tamaño de las cosetas debe ser el adecuado para facilitar la extracción de la sacarosa y minimizar la de otros elementos que existen en la remolacha, denominados genéricamente no-azúcares.

cerrar
Lavado de la remolacha

Difusión

Una vez obtenidas las cosetas (finas tiras en las que se corta la remolacha), se introducen en el intercambiador jugo-coseta o macerador. Este equipo tiene como finalidad elevar la temperatura de la coseta hasta el valor adecuado, utilizando energías residuales de la fábrica y disminuyendo así el consumo energético final.

Tras el intercambiador, la coseta se lleva a la difusión.

Es en la difusión donde se procede a extraer la sacarosa, para lo cual se hace circular la coseta en contracorriente con agua caliente, pasando la sacarosa por difusión desde la coseta hasta el agua.

De esta etapa se obtiene por un lado jugo de difusión, rico en sacarosa, y por otro la pulpa agotada.

La pulpa agotada, que sale muy húmeda de la difusión, se prensa, se seca y se conforma en pellets, para facilitar así su conservación, almacenaje y transporte.

Los pellets de pulpa se utilizan para alimentación animal.

cerrar
Lavado de la remolacha

Depuración de jugos

La depuración consiste en separar la mayor cantidad posible de no-azúcares que se han extraído en la difusión, junto con la sacarosa.

Estos compuestos tienen la característica de que precipitan distintos valores de pH y temperatura, lo que se consigue incorporando al proceso hidróxido cálcico y CO2.

Tras su filtración, se obtiene nuestro producto Carbocal, formado por carbonato cálcico precipitado, junto con los no-azúcares presentes en el jugo de la difusión, lo que le confiere unas propiedades excelentes como fertilizante ecológico. Por otra parte, el líquido resultante de la filtración, continúa el proceso hacia la fase de evaporación multiefecto.

cerrar
Lavado de la remolacha

Evaporación multiefecto

La evaporación tiene como misión transformar el jugo depurado en un jarabe concentrado.

El jugo depurado, con una concentración en torno al 15% en sacarosa, es transformado hasta la obtención de un jarabe concentrado al 70%, mediante el proceso de evaporación.

Para ello se hace hervir al jugo en los evaporadores mediante vapor de agua. Este proceso tiene lugar en las cajas de evaporación.

cerrar
Lavado de la remolacha

Cristalización

El lugar donde se produce la cristalización del azúcar y la obtención del azúcar blanco y la melaza es el cuarto de azúcar.

La cristalización se efectúa en unos equipos denominados tachas. Las tachas son recipientes con una superficie interior de calefacción donde se concentra el jarabe hasta alcanzar la sobresaturación y conseguir que cristalice la sacarosa.

De las tachas se obtiene una mezcla de cristales y aguas madres (mieles), denominada masa cocida. Ésta se envía a las centrífugas donde se produce la separación de la sacarosa cristalizada y que constituye el azúcar comercial.

No es un hecho muy conocido que el azúcar es blanco de manera natural.

cerrar
Lavado de la remolacha

Almacenaje y envasado

El azúcar seco y frío se almacena en unos silos de miles de toneladas de capacidad que mantienen el producto en unas condiciones idóneas de temperatura y humedad, favoreciendo así su conservación.

De los silos se extrae el producto final para expedirlo al mercado en sus diversas presentaciones: a granel, en sacos de distintos pesos para su uso industrial, bolsas, etc.

A lo largo de todo este proceso se llevan a cabo estrictos controles de calidad, que garantizan la seguridad para llegar al consumidor en las mejores condiciones para su consumo.

cerrar
Lavado de la remolacha

Distribución

Una vez envasado, el producto se distribuye desde las plantas para ser recepcionado por nuestros clientes.

cerrar
Lavado de la remolacha

El valor de la remolacha

Probablemente existan pocas plantas en la naturaleza tan completas como la remolacha azucarera. De ella además de extraerse el azúcar, que constituye un 18% de su contenido, se obtienen muchos y variados productos.

Así por ejemplo, el agua presente en el interior de la planta y que constituye alrededor de un 75% de su materia, es reutilizada en la fase de lavado para eliminar la tierra, piedras y arenas que en última instancia se utilizarán para la construcción y regeneración paisajística.

Existe una parte fibrosa de la raíz que constituye la pulpa que posteriormente se secará y prensará para la producción de piensos y alimentación para el ganado.

La melaza que también se extrae en el proceso de producción del azúcar es un alimento de alto valor nutritivo que se usa en la fabricación de piensos para animales. También se usa como sustrato para fermentaciones industriales.

cerrar
Secado del azúcar

Secado del azúcar

El azúcar que sale de las centrífugas contiene una pequeña cantidad de agua que es preciso eliminar antes de proceder a su almacenamiento o envase para evitar que se formen terrones o se apelmace.

El azúcar húmedo se pasa a través de un secadero que por medio de una corriente de aire caliente elimina el exceso de humedad.

Posteriormente al secado, es necesario enfriar el azúcar con el fin de que no absorba humedad ni se aterrone en el silo. Para ello se conduce a un enfriador, en el interior del cual el azúcar se pasa a través de una corriente de aire frío.

A la salida del secadero-enfriador el azúcar se pasa por un tamiz con el fin de eliminar los granos gruesos y terrores y el polvo que pueda llevar (granos finos).